Mestizo, así es el perro más adoptado en España

La raza más elegida en nuestro país es la del perro mestizo. Una buena noticia que puede tener como razones que es único y que tiene menos problemas de salud.

Un perro mestizo es único por dentro y fuera
Un perro mestizo es único por dentro y fuera

Aunque nos cueste creerlo el perro mestizo es el más elegido por las familias españolas, lo dice el registro de canes más grande de toda Europa, el de la Comunidad de Madrid.

Ni bulldog francés (con su reciente popularidad), ni labrador, ni yorkshire, el peludo mezcla de dos razas es el que encabeza ese registro.

Puede chocarnos esta afirmación porque estamos acostumbrados a escuchar que en España no se adopta. Lo que realmente ocurre es que sí adoptamos pero hay tal cantidad de perros en las protectoras y perreras que nunca es suficiente. Todo esto es debido a la falta de esterilizaciones, a los abandonas, a las pocas o nulas campañas de concienciación…). 

El mestizo es menos propenso a las enfermedades

Una de las ventajas más grandes que tiene el peludo mestizo es que sufre menos enfermedades porque tiene mayor protección natural ante ellas. Seguramente se deba a la gran mezcla de sangres que tiene. La prueba de esto es que este tipo de peludos nos visitan mucho menos en los centros veterinarios.

¿Tiene alguna desventaja?

Pues podemos decir que no, pero si hay que sacarles algún “pero” será el de que no conoceremos a priori su carácter porque no se regirá por los estándares de ninguna raza en particular. Claro que los voluntarios de la protectora donde lo has recogido han convivido con él y sabrán decirte cómo es su forma de ser. Además, si saben de qué razas es mezcla podréis intuir que puede ser cabezón porque es medio beagle o que es posible que sea activo porque es mezcla de border collie. Es decir, que si te pones a investigar y a observarle no existirá ninguna desventaja.

Además, recuerda que estás haciendo una buenísima labor. Estás dándole hogar a un animal que ha vivido en la calle o al que han abandonado después de vivir en una acogedora casa. Y, por último, al adoptarle estás dejando espacio para que otro peludo pueda ser acogido en esa protectora. 

Puedes gritarlo a los cuatro vientos con orgullo: “¡He adoptado a un estupendo mestizo!”.

Etiquetas: Adopción de perrosRazas de perros

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS