¿Los caballos saben interpretar nuestro lenguaje corporal?

Aunque no nos conozcan, los equinos se acercan antes a alguien con una postura corporal sumisa que a alguien con una dominante.

Caballo en el campo
Los caballos se acercan antes a alguien con postura sumisa

¿Sabes que los caballos son capaces de diferenciar las posturas corporales dominantes y las sumisas en los humanos? ¿Y que además no hace falta que estas personas sean conocidas? Es lo que acaba de demostrar un estudio de la Universidad de Sussex publicado en Animal Cognition.

Estos hallazgos ayudan a entender cómo los animales, incluso pertenecientes a distintas especies, pueden comunicarse con las posturas del cuerpo. También informan a los cuidadores y entrenadores sobre las formas en que los equinos perciben el  lenguaje corporal humano.

En el experimento de la Universidad de Sussex se trabajó con 30 caballos domésticos para ver si eran más propensos a acercarse a una persona con una postura corporal dominante (postura recta con brazos y piernas separadas y pecho expandido) o sumisa (postura encorvada con brazos y piernas cerca del cuerpo y rodillas relajadas). Se descubrió que, aunque previamente los equinos habían recibido recompensas alimenticias por cada persona cuando tenían una postura corporal neutra, eran significativamente más propensos a acercarse al individuo que presentaba una postura sumisa antes que al de la postura dominante.

"Evolutivamente hablando, los animales, incluidos los humanos, tienden a utilizar posturas más grandes para indicar dominancia o amenaza y posturas más pequeñas para indicar sumisión. Por lo tanto, los caballos pueden tener una comprensión instintiva de posturas más grandes frente a las más pequeñas", afirma la Dra. Leanne Proops, coautora del estudio y perteneciente a la Universidad de Portsmouth.

El año pasado, Amy Smith, coautora principal del estudio, estudiante de doctorado en psicología y miembro del Grupo de Investigación de la Comunicación Vocal en Mamíferos y Cognición en la Facultad de Psicología de la Universidad de Sussex, codirigió un estudio en el que se descubrió que los caballos podían distinguir las expresiones faciales humanas de enojo y felicidad.

"Estábamos interesados en posturas dominantes y sumisas con caballos específicamente porque, aunque muchos entrenadores usan la postura como una señal de entrenamiento, se ha investigado poco sobre si los caballos serían sensibles a estas señales sin ningún entrenamiento específico ", declara Clara Wilson, que fue coautora del artículo mientras estudiaba en la Universidad de Sussex. "Resultados como estos nos animan a ser más conscientes de las señales que exhibimos cuando interactuamos con caballos y otros animales para facilitar una relación fluida entre animales y humanos".

El experimento

Los investigadores reclutaron caballos en tres centros ecuestres en Suffolk y East Sussex. Las personas que participaron y trataron con los caballos eran mujeres de tamaño similar que iban vestidas con ropa parecida. Para minimizar las señales de expresión facial, las participantes llevaban un calentador tapándoles la cara hasta la altura de los ojos.

A los caballos, que previamente habían sido alimentados por dos personas, se les dio libertad para acercarse a la persona que mostraba la postura corporal dominante o sumisa. En el transcurso de cuatro ensayos, descubrieron que los animales se acercaban más a la persona que mostraba la postura corporal sumisa en lugar de tener preferencia por alguien en particular.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS