Estados Unidos ha experimentado con gatos haciéndolos caníbales

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos ha estado alimentando a gatitos con carne de gato comprada en mercados asiáticos. La finalidad era estudiar el parásito que causa la toxoplasmosis.

La polémica en torno a la experimentación con animales vuelve a salpicar Estados Unidos. Si hace poco se destapaban los horribles experimentos que se están llevando a cabo en un laboratorio de Michigan con perros de la raza beagle, ahora el foco de atención se sitúa en el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), más concretamente en un grupo de científicos que trabajan en Maryland para esta entidad y que han estado alimentando a gatitos con la carne de otros gatos comprados en “mercados de carne asiáticos”.

El informe elaborado por la organización White Coat Waste Project (WCW), que estaba evaluando si el gasto que estaba haciendo el gobierno en pruebas con animales era realista o desmesurado, da cuenta de cómo el USDA alimentó a gatitos sanos con lenguas, cerebros y corazones de otros gatos comprados en un mercado de China. También se compraron perros, procedentes de refugios de Colombia y Brasil cuyos cerebros, lenguas y corazones fueron usados de alimento para los mininos de laboratorio. El objetivo de estos experimentos era estudiar el parásito Toxoplasma gondii, responsable de la toxoplasmosis.

El modus operandi era el siguiente: el laboratorio de Maryland alimentaba a gatitos sanos con carne infectada de Toxoplasma gondii, los mininos pasaban a hospedar los huevos del parásito, los investigadores recogían el parásito de las heces de los animales durante unas semanas y finalmente sacrificaban a los felinos y los incineraban.

"Que el USDA podría, durante más de una década, haber usado el dinero de los contribuyentes para ir por todo el mundo rodeando a cientos de gatitos y cachorros, matándolos y alimentando a los gatos en experimentos inútiles destaca la perturbadora falta de responsabilidad y transparencia de la agencia", declaró en el estudio Justin Goodman, vicepresidente en defensa y políticas públicas de White Coat Waste Project, responsable de la publicación de dicho estudio junto al ex científico del USDA, Jim Keen.

El informe también hace referencia al hecho de que "algunos de estos perros y gatos fueron comprados por el gobierno en los mismos mercados de carne asiáticos que el Congreso de Estados Unidos condenó rotundamente en una resolución de la Cámara de Representantes".

"Es una locura. Gatos caníbales, gatos comiendo perros", dijo el ex científico del USDA Jim Keen a NBC News sobre la investigación. "No veo la lógica".

Justin Goodman, declaró a NBC News que la práctica de infectar a nuevos gatos ya no es necesaria, ya que pueden seguir utilizando las muestras que ya tienen. "Simplemente ya no necesitan hacerlo; es científicamente innecesario".

El USDA, por su parte, no se ha pronunciado sobre estas acusaciones. James-Denton Wyllie, un portavoz del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en el USDA, dijo en un comunicado que el servicio "continúa evaluando nuestras operaciones sobre cómo llevar a cabo mejor la investigación de la toxoplasmosis".

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Soy redactora jefe web de Muy Mascotas y enamorada de los animales, especialmente de un golden retriever llamado Bruce y de un bosque Noruega de nombre Bombón. Me interesan los temas medioambientales y defiendo a capa y espada a los animales que no tienen voz. También me gusta levantar pesas, hacer yoga, leer y lo que a todos: ir al cine, estar con los amigos y bla, bla, bla. Puedes contactar conmigo en maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo