¿Escojo un gato de raza o uno callejero?

Llevar a un felino a casa ya es un paso muy importante que cambiará tu vida pero, antes de subir este escalón, hay que pensar primero de dónde vendrá el pequeño peludo, ¿lo tienes claro?

Si es callejero, habrá que conocerle poco a poco

Los gatos han convivido con nosotros desde hace muchas civilizaciones (ya con los egipcios se hicieron inseparables), han evolucionado, se han separado en varias razas y han aprendido a vivir en todas las circunstancias que les han tocado. Un gato callejero tiene que vérselas a diario con los problemas de la calle, un gato de raza heredará el carácter de sus progenitores y se comportará según las experiencias que haya tenido de pequeño…

Los de raza

Si bien es verdad que son mucho más conocidas las variedades y razas en los perros, entre los felinos existe una gran diferencia y número de opciones para los que se decanten por un gato de características oficiales, es decir con pedigrí.

El pedigrí o pedigree es el estatus que se le confiere a un gato (o perro) cuando al venderlo viene con un documento en el que se detalla su árbol genealógico y/u origen del animal. Este certificado es facilitado por una organización especializada y en él se pueden leer los datos de los padres, abuelos y bisabuelos del gato; raza; fecha y lugar de nacimiento del peludo; datos del criador o características físicas del animal entre otras cosas.

Cada raza tendrá sus particularidades anatómicas (tipo de pelo, color, tamaño de las orejas, forma del rabo…) y un comportamiento más o menos estándar. Debemos conocer la forma de ser de la raza de nuestro felino pero únicamente nos servirá de modo orientativo porque cada animal es único y aunque es posible que comparta características con los de su raza, también tendrá conductas, gustos, individuales y no tiene por qué ser totalmente como describen los manuales de su raza. Nos prepararemos sobre la raza del ejemplar, pero que no nos pille por sorpresa un modo de actuar que poco tiene que ver con lo que hemos leído.

Tendremos que descubrir el carácter del callejero por la experiencia

Si no podemos esperar a conocer al dedillo a nuestro gato a través de su raza, imaginemos lo difícil que es saber cómo actuará un minino que no está definido por ningún patrón. Las sorpresas estarán a la orden del día e incluso puede aparecer alguna cuando ya llevemos un tiempo conviviendo con él. Los callejeros o mestizos son indefinibles a la vez que interesantes. La vida será una aventura con ellos, seguramente satisfactoria.

La elección del pequeño sin raza no será tan simple como coger el que más nos llame la atención físicamente o el que se aproxime a nosotros ese momento. Estamos escogiendo a un animal que vivirá con nosotros unos 18 años o más, por lo que habrá que consultar con los voluntarios del centro de protección.

¿De qué suele depender la elección?

El dinero es un punto bastante decisivo en esta elección. La opción de una raza puede colmar ese deseo con el que soñábamos despiertos hace tiempo de tener un determinado ejemplar pero, ojo, nos supondrá un precio bastante caro. Si estamos dispuestos a pagar lo que cuesta un animal de raza, nada nos lo impedirá. Aunque antes de lanzarte por este camino recuerda que en la actualidad, desgraciadamente, podemos encontrar animales de la raza que queramos (o mestizos de ella) en una protectora, por mucho menos dinero y con muchas ganas de encontrar una familia.

Parece que cuando decidimos introducir un felino en casa somos mucho menos selectivos que cuando pensamos en incorporar a un perro. ¿Será que nos preocupamos menos por la raza de los gatos porque no salen de casa? ¿Será que nos preocupamos menos por su estética porque no nos van a ver paseando con ellos por la calle? ¿No será que el gato de casa no es considerado como una parte más de nuestra imagen social? ¿Qué opináis?

Noelia Gago

Noelia Gago

Redactora de Muy Mascotas y afincada en las redes sociales. Me enfadan las injusticias pero cojo fuerza para batallarlas. Un planazo: una visita a un local o evento petfriendly con mi perro Luca, Kata prefiere quedarse en casa. Estoy para ti en Twitter @NoeliaGago.

Continúa leyendo