El Maine coon, el gato de María Antonieta

Esta raza felina no tiene un origen conocido, lo que sí se sabe es que convivió con la reina y que es un animal sociable. ¡Conoce a este gran amigo de los niños!

Las orejas del main coon son como las del lince
Las orejas del main coon son como las del lince

Esta raza de felino no tiene un origen determinado aunque la observación más lógica es la que explica que es fruto de la mezcla de gatos de pelo largo, como el angora y gatos salvajes americanos.

Una corriente de investigación cree que los vikingos fueron los que llevaron a unos felinos de pelo largo al continente americano. Otros argumentan que María Antonieta, reina consorte de Francia y Navarra en el siglo XVIII, viajó hasta el nuevo continente huyendo de su país con seis de sus gatos de angora junto al capitán Samuel Clough. Aunque María Antonieta no llegó a pisar tierras americanas sus gatos sí lo hicieron y desembarcaron en Wiscasset, Maine. Estos felinos pudieron mezclarse con los gatos autóctonos.

Otra leyenda cuenta que el apellido del main coon proviene de un grumete llamado Tom Coon, que recogía gatos para llevárselos en la embarcación y así procurarse suerte.
Por unas razones o por otras, y creamos la historia que creamos, este gato se estableció en Estados Unidos pasando a ser una raza autóctona.

Los felinos de esta raza son cariñosos y extrovertidos

Los gatos de esta raza son cariñosos, calmados, extrovertidos y les gusta mucho jugar.

En familia son un buen compañero aunque siempre eligen a una persona como figura a la que prestar más atención. Se lleva muy bien con los niños, también con otros gatos y con los perros.

Les gusta bastante cazar por su origen campestre y pese a lo grande que son tienen bastante flexibilidad en las patas, que usan para comer, beber y coger cosas. Les gusta producir vocalizaciones como maullidos o gemidos, así que se relacionarán contigo de esta manera. 

Aspecto físico

El Maine coon, tanto hembra como macho, pesa de 4 a 9 kg.

Su cuerpo es alargado y bastante grande, de hecho, es uno de los gatos más grandes que existen. Posee una musculatura fuerte y una espalda recta. Sus patas están proporcionadas con el resto de la estructura corporal, los huesos y los músculos son fuertes y sus pies son redondos.

La cabeza de este gato es muy grande, siendo la parte más destacada del cuerpo. El hocico es cuadrado y tiene un ligero stop. Los pómulos son destacados, la nariz es ancha y redondeada en la punta. Los ojos del Maine coon son grandes, ovalados y están muy separados. Sus orejas continúan con las proporciones anchas de todo el cuerpo, tienen una inserción alta y son triangulares. Destaca que tienen unos pelos parecidos a los del lince en las puntas de ambas orejas aunque no todos los ejemplares los poseen de esta manera.

El pelo del Maine coon es largo, sedoso y muy abundante. El pelo de la cara, los hombros y las patas es más corto y en los flancos, la tripa, la espalda y el cuello es más largo. Puede verse en todos los colores aunque no existen los main coon de color chocolate, lila, color siamés, cinnamon o fawn. Tendrás que cepillarle el pelo a diario.

Etiquetas: Cuidado pelo gatosRazas de gatos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS