El lobo ibérico está en peligro en Guadalajara

Los expertos alertan del estado crítico en que se encuentra el lobo ibérico en Guadalajara y en Castilla La Mancha. Inciden en que su convivencia con la ganadería es viable.

El lobo ibérico está en peligro en Guadalajara

El pasado domingo 26 de marzo se celebró en Guadalajara una jornada sobre conservación del lobo ibérico. Estuvo organizada por Ecologistas en Acción y el Proyecto de Voluntariado para el Censo y Evaluación del Estado de Conservación de Lobo Ibérico. En ella se llegaron a dos conclusiones: la primera es que la población del lobo ibérico está en estado crítico en Guadalajara y Castilla La Mancha y la segunda, bastante más optimista, es que este animal puede convivir con el ganado.

Según Ecologistas en Acción, no se están llevando a cabo las medidas de protección y conservación del animal en la zona. La ganadería extensiva bien gestionada podría ser una de las soluciones para facilitar la convivencia del lobo con el ganado. “No dejar al ganado sólo en el campo, usar perros de guarda, recoger el ganado por la noche o hacer las parideras en sitios cercados, son medidas útiles y que se deben llevar a cabo contando si es preciso con las ayudas que sean pertinentes, incluida una etiqueta de calidad que permita identificar y valorar mejor los productos ganaderos procedentes de comarcas loberas”, han explicado.

En la jornada se apuntó la posibilidad de la existencia de un núcleo reproductor en la provincia de Guadalajara, con muy pocos ejemplares, al que podría sumarse otro en Madrid, informan desde Efeverde. El colectivo en defensa del lobo ibérico asegura que este animal está siendo continuamente acosado y posiblemente sea objeto de caza y furtivismo ilegal y “eso hace que no se estabilice la población y, mucho menos, que prospere hasta alcanzar un estado de conservación favorable”. Esta situación afecta negativamente a su convivencia con el ganado ya que a los lobos solitarios les resulta más difícil cazar presas salvajes que si se encuentran en grupo. A la persecución del lobo se suma que haya “ciertos ganaderos que no respetan las leyes y ciertos cazadores y cotos de caza en los que se realizan prácticas de furtivismo y envenenamiento de fauna”, ha denunciado el colectivo.

Por todo esto, los participantes en la jornada propusieron priorizar la vigilancia y persecución del furtivismo y uso de veneno, delimitar zonas en las que se garantice la tranquilidad del lobo y conservar el hábitat frente a la ganadería y las actividades cinegéticas y forestales. También instan a la administración a ayudar a la ganadería extensiva bien gestionada a afrontar los perjuicios “mucho más importantes que los que ocasiona el lobo”.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS