¿Sabes que el galgo español se parece al antiguo perro de los egipcios?

La historia de esta raza tiene tintes agridulces. Es uno de los perros más maltratados de nuestro país pero también enamora a quienes respetan la naturaleza. Conozcamos a este gran luchador.

Galgo gris
Galgo gris

El galgo español comienza sus andanzas en nuestro país incluso antes de la época romana. Tiene un aspecto parecido al can que vivía con los faraones egipcios y que aún hoy podemos admirar gracias a sus esculturas en las pirámides conocidas. La teoría que creemos más acertada es la que explica que su “padre” es el verdades romano, una raza traída por los ejércitos conquistadores a la península ibérica.

Este animal, a su vez, es hijo del lebrel egipcio. La característica que ha cambiado con el tiempo es que nuestro galgo tiene la parte alta de sus orejas hacia delante y las del lebrel se mantienen rígidas.

Otra de las teorías apunta a que este perro llegó con los celtas a la península ibérica después de haber conquistado la Galia. De hecho, el nombre de esta raza está inspirado en este lugar, su denominación científica es Canis Gallicus. Llegara con unos o con otros, la conclusión es que la presencia del galgo en nuestras tierras es sin duda muy antigua.

En aquel momento se le utilizaba para cazar pero era un animal muy protegido por las leyes y se castigaba duramente su robo o maltrato. Con el paso de los años, esas reglas se han ablandado y hoy en día muchos desaprensivos se deshacen de ellos con métodos muy crueles cuando ya no sirven para la caza.

Es una raza de perros serios pero muy vivaces

El galgo es un animal tranquilo, sereno y elegante. Aunque también es enérgico y fuerte. En familia es un excelente compañero, pero por desgracia no se le valora lo suficiente en nuestro país, sí en el resto del mundo.

Aspecto físico

Este animal pesa de 25 a 30 kg en machos y en hembras, su tamaño en ellos es de 62 a 70 cm y en ellas de 60 a 68 cm. Su cuerpo es alargado, estilizado y muy flexible. El esqueleto es compacto, tiene un pecho potente y el vientre muy elevado. El conjunto de su estructura da sensación de ligereza. El cuello del galgo es muy largo y estrecho aunque es fuerte.

La piel de estos canes está estirada y pegada al cuerpo. Sus patas son muy finas, parecen delicadas aunque son potentes y musculosas. Tiene los corvejones bastante marcados. Son tremendamente rápidas, con un movimiento al correr muy largo y rasante a tierra.

Su cabeza es alargada y delgada. El hocico se estira bastante hasta acabar en una trufa pequeña y de mucosas negras. Tiene la caña nasal estrecha. Los labios del son finos y tensos. Los ojos son pequeños, almendrados y de color oscuro. Tiene una mirada calmada. Las orejas son triangulares, más delgadas en la punta que en la base, la parte superior suele inclinarse hacia delante.

La cola del galgo es de inserción baja, larga y va afinándose hacia el final.

Su pelo es fino y muy corto, algo más largo en la parte trasera de los muslos. Los colores más populares son: barcino y atigrado, negro, barquillos oscuros y claros, tostado, canela, amarillo, rojo, blancos, berrendos y píos.

Etiquetas: Razas de perros

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS