El estrés en niños se reduce teniendo perro

Los perros proporcionan un valioso apoyo social que funciona disminuyendo el estrés en niños. Es la conclusión a la que han llegado investigadores de la Universidad de Florida en un estudio realizado recientemente.

Este perro seguro que reduce el estrés en niños
iStock

“Muchas personas piensan que los perros son geniales para los niños pero los científicos no están seguros de si es cierto ni de cómo sucede”, dijo Kertes. Kertes razonó que una forma en que esto podría ocurrir sería ayudando a sobrellevar el estrés en niños. La investigadora señaló que la forma en que aprendemos a lidiar con el estrés siendo niños influye en cómo manejamos ese tipo de situación cuando somos adultos.

Para el estudio, publicado recientemente en Social Development, los científicos reclutaron aproximadamente un centenar de familias que tenían mascota y las hicieron ir al laboratorio de la universidad acompañadas por sus perros. Para provocar el estrés en niños (con edades comprendidas entre los 7 y 12 años ), se les hizo hablar en público y completar una tarea mental sobre aritmética, actuaciones que se sabe que evocan este tipo de malestar y elevan el cortisol, la hormona del estrés. De forma aleatoria, cada niño experimentó la situación estresante bien en compañía de su perro, de sus padres o sin ningún tipo de apoyo social.

“Nuestra investigación muestra que tener un perro presente cuando el niño está sufriendo una experiencia estresante disminuye su ansiedad”, dice Kertes. “Los niños que se encontraban acompañados por su perro dijeron sentirse menos estresados que estando con sus padres o sin ningún tipo de apoyo social”.

Durante la investigación también se recogieron pruebas de saliva antes y después del momento estresante para verificar los niveles de cortisol existente en los niños. El cortisol es un marcador biológico que sirve para medir al estrés del cuerpo. Según Kertes, los niños que llamaron a su mascota para que los acompañara en la experiencia estresante o la acariciaron, tenían niveles más bajos de cortisol en comparación con aquellos que no lo hicieron. “Sin embargo, cuando los perros rondaban o se acercaban a los niños por su cuenta, el cortisol tendía a ser mayor”, comentó Kertes.

La niñez media es un momento en el que los niños reconocen como figuras de apoyo social no solo a los padres pero “sus capacidades emocionales y biológicas para lidiar con el estrés aún están madurando”, explicó Kertes. "Debido a que sabemos que aprender a lidiar con el estrés en la infancia tiene consecuencias para la salud emocional y el bienestar a lo largo de toda la vida, necesitamos entender mejor qué funciona para amortiguar esas respuestas al estrés temprano en la vida".

Etiquetas: Curiosidades perrosNoticias

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS