El Congreso debate la reforma del Código Civil para que los animales sean con...

La modificación del Código Civil, de la Ley de Enjuiciamiento Civil y de la Ley Hipotecaria daría a los animales el estatus de seres vivos, no de cosas.

Perro atado en la calle
Los perros dejarían de incluirse en la hipoteca

El Congreso debatirá esta tarde la modificación del Código Civil para que la ley española considere a los animales como seres vivos y no como “cosas”, como es hasta ahora. El Partido Popular ha hecho así una proposición para reformar tanto el Código Civil como dos leyes más, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil, para cambiar el estatus de los animales en el Estado Español.

Así, según información del diario El País, se eliminaría esa cosificación jurídica de los animales y se les garantizaría unos mínimos derechos por el hecho de ser seres vivos. El PP, según un comunicado del Congreso, pretende establecer “una descripción positiva similar a los códigos civiles francés y portugués”. Con la reforma de las dos leyes mencionadas, también se buscan dos aspectos importantes: “impedir que se extienda la hipoteca a los animales” (en el caso de la Ley Hipotecaria) y que los animales no puedan ser embargados a sus dueños en casos de impago (en el de la Ley de Enjuiciamiento Civil), según el comunicado.

Para el portavoz del grupo popular en el Congreso, Rafael Hernando, estas reformas otorgarán un rango diferente y más protección a los animales, así como se prevé la inclusión de “preceptos destinados a concretar el régimen de custodia de los animales de compañía” en las crisis matrimoniales. Se contempla así el pacto sobre los animales domésticos y “se sientan los criterios sobre los que el juez debe tomar la decisión de a quién entregar el cuidado del animal”, así como la posibilidad de una custodia compartida.

De esta forma, los animales de compañía dejarían de ser meros “bienes” y pasarían a ser sujetos de derecho, en tanto que seres vivos. Los populares recuerdan aun así, que los animales son objeto de comercio y que la relación entre la persona y el animal “es una relación de propiedad privada, si bien ha de ser modulada por la cualidad de ser dotado de sensibilidad sobre la que recae dicha propiedad”.

Señalan también que esta reforma conllevará obligaciones “para los tenedores de animales”. El Congreso debatirá las modificaciones esta tarde y la votación tendrá lugar mañana.

CONTINÚA LEYENDO