Dogo de Burdeos, la raza de perro guardián

Este perro francés se ha dedicado toda su vida a vigilar viviendas y ganado, no es de extrañar que conserve sus instintos de alerta pero si le educas desde pequeño es un gran compañero de familia.

Son perros muy enérgicos que necesitan ejercicio
Son perros muy enérgicos que necesitan ejercicio

El dogo de Burdeos es una de las razas francesas con más años. Se piensa que es hijo de los Alanos y más concretamente del “vautre”, que aparece en el Libro de Caza del Conde de Foix escrito en el siglo XIV y citamos: “sostenía su mordedura más fuerte de lo que harían tres lebreles", con lo cual se deduce que su fuerza era la misma que en la actualidad. El término dogo surgió en ese mismo tiempo.

Cuando corrían los años 50 del siglo XIX esta raza era popular únicamente en Aquitania. En esa época servía para varias labores:
• Como perro de caza de jabalís.
• Como primer camarada en las batallas de guerra.
• Como guardián de la casa.
• Como vigilante del ganado.

En su evolución han existido tres subrazas: el tolosano, el parisino y el bordelés, que dio origen al dogo que conocemos hoy.
Las dos guerras mundiales pusieron en peligro de extinción a este ejemplar aunque en la década de los 60 volvió a recuperarse.

Es una de las razas utilizadas como perro guardián

Los dogos de burdeos comenzaron su existencia como perro guardián y continúan teniendo esos instintos. 

En familia se siente muy cercano a su humano y es cariñoso con él. Se muestra calmado, equilibrado y defensor. Es muy cálido con los niños. Necesitará que le deis ejercicio pues no le gusta la inactividad. Mejor vivir en espacios amplios. Es mejor que se le eduque desde pequeño. No se relaciona demasiado con otros perros. 

Dejó de ser perro policía porque cuando encontraba una amenaza no atendía a la orden de alto.

Este perro tiene un tamaño maxi, de una estatura en los machos entre los 60 a 68 cm y los 58 a 66 cm en ellas. El peso en los machos es de 50 kg como mínimo y de 45 kg como mínimo en hembras.
Su cuerpo es potente, musculado. Tiene papada. Un pecho profundo y fuerte. La espalda sigue siendo musculada y tiene un vientre levantado. Se puede decir que el conjunto guarda armonía. Además, su aspecto es atlético puede asustar a los malhechores. La distancia entre su esternón y el suelo es menor a la que el pecho guarda con el suelo. Su patas son fuertes, con unos huesos anchos. 

La cabeza del dogo de Burdeos es ancha y grande. Su cráneo es convexo y su frente es la protagonista en su cara. Tiene unas cuantas arrugas en frente y hocico (pliegues que tendrás que supervisar de vez en cuando para que no retengan suciedad). Su trufa es ancha. Sus ojos separados y ovalados, más claros o más oscuros dependiendo del color del pelaje.
Las orejas de este dogo son pequeñas, finas y caen a los lados de su cara.

Su cola es muy ancha aunque no tan larga, no pasa del corvejón.

Su pelo es corto, liso y bastante suave. Entre sus colores encontramos el caoba en el cuerpo pero rojo o negro en la cara. Puede tener unas manchas blancas en el pecho y los pies.

Etiquetas: Razas de perros

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS