¿Cuáles son las razones que tenemos en la actualidad para querer una mascota?

Todos tenemos claro que adoramos a nuestro colega pero queremos verlo de una manera más científica, ¿qué motivos empujan al hombre a convivir con un animal?

La compañía que nos dan es una de nuestras razones

El hombre guarda en su interior una gran atracción por la naturaleza, aunque muchos la hayan olvidado. Pero las razones que le llevan a querer una mascota van más allá, tienen un fondo más práctico y, tal vez, menos romántico.

Muchos son los estudios y artículos que hablan de este comportamiento con el único objetivo de saber la razón por la que instintivamente nos nace convivir con un animal doméstico. Se ha llegado a unas cuantas teorías.

Las razones van desde la soledad hasta el aporte de seguridad

Vamos a comenzar evaluando las siguientes hipótesis:

· La soledad. Los animales son una oportunidad para dejar de estar solos.

· El aburrimiento. Te brindan la ocasión para estar ocupado.

· Cariño. Tenemos a un pequeño ser al que mimar y acariciar.

· Seguridad. Sentimos protección de alguna manera.

· Ejercicio. Nos ayudan a salir a la calle, mantener nuestro cerebro ejercitado…

· Dar protección. También nosotros nos sentimos útiles para ellos. Esto puede resultar muy beneficioso llegados a una edad.

 

Es una realidad que aquel que ha convivido o convive con un ser vivo se haya visto reflejado en una o varias de estas hipótesis. ¿No es así?

Pero lo cierto es que estas son razones actuales. Nuestros antepasados no se hubieran escudado en estos puntos para tener un animal a su lado. Nuestros ancestros convivían en un entorno lleno de animales y plantas. Aquellos seres podían servirles para comer, para el trabajo o ser su peor enemigo. Con el paso del tiempo aquellos animales con los que cohabitaban, sin más, se volvieron grandes compañeros e incluso confidentes. ¡Qué nos van a contar!

Hoy en día, los “bichos” son una completa compañía para nosotros, los tratamos como amigos con los que interactuar y con quienes compartir tiempo y sensaciones. De alguna manera siguen manteniendo nuestro instinto biofílico pero de una manera evolucionada.

Lo que muchos no piensan es que ese animal, sea de la especie que sea, les está dando otros muchos beneficios con los que sentirán un gran bienestar. Convivir con una mascota nos sirve para encontrar la paz interior, por muy cursi que suene; mejora nuestra autoestima, nos mantiene felices e incluso más sanos.

Y estas ventajas son muy fáciles de encontrar porque conseguir un animal cuesta tan poco como acudir a una protectora y adoptarlo. Hay que agradecer a nuestros antepasados y a los de los animales que hayan crecido y evolucionado juntos hasta el punto de conseguir todo esto. Ha sido un largo camino.

Puede que uno de los puntos más significativos en la profundización de esta convivencia sea que la completa incorporación de los animales en el hogar llegó cuando nuestra ascendencia empezó a perfeccionar su calidad de vida.

Aquellos seres humanos no necesitaban pasar tanto tiempo trabajando para comer y pudieron enfocarse en otras cosas, las relaciones sociales y el entretenimiento.

Las primeras formas de ocio se centraron en la pintura, las plantas y el acercamiento a los animales. Este acercamiento sigue siendo hoy en día uno de los pasatiempos preferidos para muchos humanos.

Después de todo lo dicho, parece que cuando convivimos con un animal pensamos en tres beneficios principales o al menos uno de ellos: imagen, efectos sociales y compañía.

Carlos Rodríguez

Carlos Rodríguez

Soy veterinario, inquieto, músico adoptado y pintor sin lienzo.

Continúa leyendo