Chow chow, el perro de la lengua azul

El chow chow es un perro que siempre llama la atención por su pelo de león y lengua oscura. Vamos a conocer a este pequeño guerrero.

Su pelo necesita cuidados diarios
Su pelo necesita cuidados diarios

El chow chow comenzó su historia hace unos 2.000 años en China y solo doscientos años después empezó a extenderse fuera de este país.

En su lugar de origen, los hunos, los mongoles y los tártaros los usaron para varias tareas: perro guardián, para ayudar en la caza, para pastorear y para vivir en familia. También utilizaban su pelaje como tejido para la ropa.

Otra función, que afortunadamente ya es ilegal (desde 1915) fue la de ser plato de algunos menús… De hecho, parte de su nombre significa “comestible”.

Cuando llegaron a Europa, alguien le regaló a la reina Victoria un perro de esta raza. A finales del siglo XIX comenzaron a ser criados con el objetivo de crear un animal más sociable.

El Kennel Club reconoció oficialmente al chow chow como raza en 1894.

Un perro con un carácter parecido al del gato

El chow chow es independiente, no muy cariñoso, valiente y dominante. Es por eso que se dice que su personalidad se parece a la de un gato. Aun así, en familia será leal a su humano y sentirá apego por él (igual que los felinos). Con los desconocidos es bastante desconfiado y con los animales de su especie no se lleva muy bien. Se adaptará a vuestra vida urbanita siempre que le deis largos paseos.

No le gusta el ruido y él mismo es bastante silencioso.
Tal vez por influencia de su pasado, es un buen perro guardián. Para que sea un animal educado de adulto es mejor empezar con su entrenamiento lo antes posible porque de lo contrario será testarudo.

Aspecto físico

El chow chow mide en altura de 48 a 56 centímetros cuando es macho y de 46 a 51 cuando es hembra. Él pesa entre 20 y 25 kilos y ella de 18 a 20 kilos.

Su cuerpo es voluminoso, robusto y bien proporcionado. Su cuello fornido, su pecho ancho, el lomo potente y la espalda corta.
Las patas de este can son musculosas. Las extremidades traseras no tienen angulación por eso tienen ese andar tan simpático. Sus pies son redondos.

La cabeza del chow chow es de grandes dimensiones y está llena de pelo. Su stop no es pronunciado, el hocico es amplio y acaba en una trufa ancha que tendrá un color en concordancia con el del pelo. Lo más característico de este animal (aparte de su voluminoso pelo) es que tiene la lengua, el paladar y los labios de color azul y las encías negras. Sus ojos son pequeños y negros. Si tienes un chow chow azul o leonado puede que los tenga del color de su pelaje. Las orejas de este animal son pequeñas, gruesas y tienen una posición erguida mirando hacia adelante.

La cola comienza en una base elevada y descansa sobre la espalda.

El pelo del chow chow es largo, tupido y áspero. Sobre todo destaca la abundancia en la zona del cuello, que le hace recordar a un pequeño león, y en el calzón. Parece un peluche viviente. Los colores del pelaje son negro, rojo, azul, leonado, crema o blanco en su totalidad aunque puede aclararse un poco en la parte trasera del animal.

Etiquetas: Razas de perros

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS