Malú, conócela un poco mejor

Su comida preferida, si se le pegan las sábanas por las mañanas, si prefiere nada o bucear… ¡Malú responde sin pelos en la lengua a las preguntas del veterinario Carlos Rodríguez!

01:31

¿Qué comida le encantaría tomar ahora mismo a Malú? En el mar, ¿mejor nadar o bucear? ¿Es dormilona? La cantante responde a las preguntas más personales del veterinario Carlos Rodríguez. ¡No te lo pierdas!

María Lucía Sánchez Benítez, más conocida como Malú, se ha criado rodeada de artistas. Hija del cantante Pepe de Lucía y sobrina del célebre guitarrista Paco de Lucía, empezó en el mundo de la música en 1998 con el lanzamiento de un disco muy especial: Aprendiz. Decimos especial porque fue Alejandro Sanz quien compuso el tema que lleva el nombre del disco y que se convirtió en un éxito y porque arrasó en las listas de ventas, con más de 650.000 copias vendidas en España y obtuvo cuatro discos de platino. Esto era solo el principio de la exitosa carrera de la cantante.

¿Sabías que la cantante se estrenó en el ámbito musical con el simple objetivo de no ir a clase? En sus inicios, cualquiera le diría a la cantante, cuyo nombre artístico le viene de su tía, quien lo acortó por resultarle María Lucía demasiado largo, que iba a llegar a más de dos millones de discos vendidos y que iba a cosechar reconocimientos tales como veintidós discos de Platino, dos nominaciones a los Grammy Latinos, un Premio Ondas Mejor Artista del Año…

Sin embargo, Malú tiene otra pasión aparte de la música y son los animales. En casa tiene su propio zoo formado por Rumba y Lola, dos perritas yorkshire, el gato Chanelo y la mestiza Danka, que fue adoptada y es la niña de sus ojos junto con el orangután Boris. Sí, Malú tiene apadrinado un orangután, Boris nació en cautividad y estuvo vagando por zoos y circos durante su vida hasta ser acogido por el Centro de Primates Rainfer debido a que no socializaba y sus dueños le maltrataban. La artista acude al centro siempre que su agenda se lo permite para pasar un rato con Boris quien también la adora.

La cantante dedica buena parte de su tiempo a sus mascotas y cuando alguna se pone malita le tararea alguna nana de niño pequeño. ¡Si es que la música tira mucho!

Preguntada por la revista Muy Mascotas sobre la lacra del maltrato animal en España, Malú se muestra firme: “Yo creo que deberíamos ser más empáticos. Un ser humanos que es capaz de apalear a un animal y divertirse con ello debería ser retenido, no en la cárcel, sino en un centro especializado, como, por ejemplo, un psiquiátrico. Considero que el que hace eso no tiene desarrollada la empatía y, por lo tanto, hay en él algo de psicópata. Creo que habría que estudiar a la gente que es capaz de hacer el mal a un ser vulnerable”.

Etiquetas: Famosos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS