Las primeras mascotas de Dani Rovira

Antes de vivir con sus tres perros, Carapapa, Buyo y Lobo, Dani Rovira tuvo peces, canarios y un gato que se encontró en la universidad.

02:45

A Dani Rovira, gran amante de los animales, defensor a ultranza de sus derechos y padre humano de tres perros: la carlino Carapapa, primer cánido en llegar a la vida del actor; Buyo, un mestizo de pitbull que adoptó en una protectora de Málaga y Lobo, otro perro sin raza, que permanecía en la casa del humorista en espera de encontrar una familia y que finalmente pasó a formar parte de su troupe canina, no le fue fácil meter animales en casa.

Como a muchos nos ha pasado, el deseo de tener una mascota ha chocado de frente con el orden imperante en la casa familiar, vamos, que tu madre o tu padre o los dos a la vez, te dicen que nanai, que ni perro, ni gato, ni tortuga, ni hámster. Esto mismo le ocurrió a Dani Rovira. Hasta que, por fin, se produjo un punto de inflexión con la entrada en la casa familiar de mascotas pequeñas y que no requieren grandísimos cuidados como peces y canarios. El germen mascotil ya estaba sembrado.

Unos años más tarde, cuando Dani Rovira se marchó a Granada a estudiar la carrera de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte sucedería algo que cambiaría bruscamente el curso de los asuntos animales. Lo que ocurrió fue que en la facultad se encontraron un gato bebé romano. Y pasó lo que tenía que pasar: Dani Rovira se lo llevó a casa. Estuvo con él dos años en Granada mientras estudiaba y cuando el actor acabó la carrera se lo llevó a la casa familiar. Todo pintaba bien pero su madre no terminaba de hacerse al nuevo inquilino… El destino quiso jugarle una buena pasada al gato porque una amiga de la progenitora de Dani Rovira, que tenía un terreno en el campo, se ofreció a adoptar al minino. El gato se fue a vivir al campo y con cada foto del gato que la amiga de la madre enviaba a la familia de Rovira, más y más crecía el felino. El campo le sentaba bien.

Lo que vino después ya lo conocemos: el humorista tiene tres perros a los que adora y siempre que puede presta su imagen para fines animalistas. Su cuenta de Instagram está llena de fotos suyas visitando protectoras de animales y de mascotas que esperan ser adoptadas por familias que les den amor y se preocupen por ellas. Dani es de esas personas que predican con el ejemplo.

Etiquetas: Famosos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS