Jorge Javier Vázquez: “No sé si lo veremos, pero los toros es algo que en este país ya tiene los días contados”

El presentador de Sálvame defiende que la clave para el respeto animal está en la educación temprana. “Parece que somos los dueños del planeta, pero no. Lo compartimos con animales, plantas, árboles…”

05:10

Jorge Javier Vázquez lo tiene claro, para inculcar el respeto por los animales es fundamental la educación desde muy pequeños. “Todo se arregla con educación”, defiende el presentador de Sálvame. “Tenemos que hacer la reflexión de que la relación con los animales ya ha cambiado. Ya no es la que era antes. Y no es que los humanicemos, que no tiene nada que ver con eso, es de respetar y de considerar sobre todo que el planeta no nos pertenece. Parece que somos los dueños, pero no. Compartimos el planeta con animales, a los que también les pertenece y con plantas, con árboles…”, reflexiona.

Jorge Javier y los toros

“No sé si lo veremos, pero los toros es algo que en este país ya tiene los días contados. Antes los toreros era gente muy respetada y cada vez más yo creo que se miran con reparo ”. Vázquez se muestra totalmente en contra de llamarles asesinos a los toreros o de regocijarse en redes sociales o en cualquier otro espacio de la muerte de alguno. Sin embargo, se muestra contundente: “Yo creo que hay que empezar a fomentar la pedagogía sobre lo que significan los toros”.

Cartago y Lima, sus favoritos

El presentador de Sálvame tiene una gran familia perruna. El primer peludo que llegó a su casa fue Cartago. A este can lo recogieron de las calles de Murcia y fue un perro facilísimo, desde el primer momento se encariñó con el presentador. Su muerte fue un gran varapalo para Jorge Javier y su pareja ya que sucedió de forma inesperada y no pudieron despedirse de él. El animal falleció en soledad y eso es algo que el presentador de Sálvame lleva clavado en lo más profundo de su corazón. En palabras de Jorge Javier, cuando una mascota fallece se siente “una tristeza muy honda”. “Fueron uno días muy tristes pero yo pensaba, me compensa todo lo que he vivido con él. No tiene nada que ver una cosa con la otra. Y lo volvería a hacer”. De hecho él y su pareja no tardaron nada en adoptar otro perro. Fue cuando entró en casa Lima.

La Lima recién llegada era una perra muy ansiosa, no paraba de ladrar y de dar vueltas por el jardín de la casa con una mirada extraviada. Ahora es muy mimosa, nada que ver con la Lima primigenia y que lo había pasado tan mal. “Con cariño se consigue todo”, declara Jorge Javier Vázquez.

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS