Regalos de Navidad para tu gato

Tu gato también merece una Navidad en familia; hazle partícipe del momento de los regalos con estas ideas que te proponemos.

Nuestros gatos merecen un buen regalo de Navidad, y la Red está poblada de opciones para ello. Desde los más básicos (un collar bonito, un comedero práctico o un mordedor) hasta los más sofisticados, como una cámara web (sí, las hay para mascotas) o un arenero autolimpiable, nuestros felinos merecen lo mejor.

Aparte de lo que podemos comprar en Internet y en tiendas físicas, siempre podemos hacerles nosotros un regalo casero; por ejemplo, unas deliciosas galletas de atún que le cocinemos nosotros mismos. Solo necesitamos una taza de atún, una de harina integral, un huevo y una cucharada de aceite de pescado o de oliva, mezclarlo todo bien y amasar y hornear las galletas como si fueran unas normales para nosotros.

También tenemos otras alternativas sencillas, como fabricarles un rascador con un trozo de madera y una cuerda, una pelota con lana y cuerda, o, si somos mañosos, hacerles una caseta con una caja de cartón y decorarla a nuestro gusto. Un juguete muy fácil de fabricar y que a ellos les encanta es la caja de círculos, para la que bastará con hacer tres agujeros en forma de círculo en una plancha de madera e introducir alguna pelota o juguete por debajo; podrá tirarse horas jugando con ella.

Otra opción puede ser, si vuestro gato es friolero, un jersey o una manta tejidos por vosotros mismos, e incluso una minibufanda, en la que se acurrucarán y estarán muy a gusto. Eso sí, pensad que tiene que ser algo con lo que él esté cómodo; nada que le apriete ni le moleste, ni un disfraz solo porque esté “mono” y nos haga gracia.

Además, si queremos aprovechar la Navidad para ser solidarios, muchas protectoras y asociaciones gestionan tiendas solidarias donde podemos comprar regalos de todo tipo, tanto para nuestras mascotas como para nosotros. Seguro que en tu ciudad encuentras alguna.

Con estas ideas para todos los gustos seguro que encuentras el regalo ideal para tu gato. Y, si no, seguro que si le haces una pelota con el papel de regalo sobrante, será el minino más feliz del mundo.

Continúa viendo nuestras galerías